Política

Presidenciables presionan para posponer elecciones debido a alza de contagios

Con los contagios sobre los 7 mil casos diarios crece la opción de mover el calendario. El tema se analizó en el comité político de los viernes, luego de que varios ministros sondearan a los partidos.

Cerca de las 14:30 horas de este viernes, el presidente DC Fuad Chahin telefoneó al ministro Segpres, Juan José Ossa, para preguntarle qué pensaba hacer La Moneda con la megaelección del 11 de abril. El cuadro ya pintaba distinto con los contagios superando los 7 mil casos diarios, pero también lo llamó porque Jaime Mañalich venía diciendo en El Mercurio que “los factores son suficientes” para “aplazar las elecciones”, y hasta sugirió reagendarlas en junio. Chahin leyó que la cercanía del exministro de Salud con el Presidente Piñera era una señal.

Ossa le reiteró que el gobierno no tiene contemplado alterar el calendario. Y que hacerlo abre un problema complejo. Pero durante el día el tema comenzó a tomar fuerza. Y es que a los dichos del exministro Mañalich se sumó también la presión de los presidenciables de oposición y gobierno que con matices se manifestaron públicamente sobre la idea.

Paula Narváez (PS) llamó a “salvar vidas, frenar contagios y apoyar económicamente a las familias, y que en este contexto lo razonable es posponer las elecciones del mes de abril”. Luego, Joaquín Lavín (UDI): “Creo que en este momento las cifras de contagios hablan por sí solas”.

También Ximena Rincón (DC), diciendo que “cuando la vida corre peligro no se puede dudar y la decisión de postergar las elecciones parece inminente”.

“Prefiero fórmulas que no sigan enredando las fechas y la elección: ampliar hasta 4 días con orden alfabético de votación”, terció el independiente Sebastián Sichel. Mario Desbordes (RN), a su vez, dijo que “si es necesario postergar la elección, que se postergue, con criterios sanitarios”. Gabriel Boric (CS), que “no basta solo con decir que se deben aplazar, hay que pensar en consecuencias” y propuso fijar “límites estrictos al gasto electoral”.

Pero Evelyn Matthei (UDI) retrucó que “soy candidata; encuentro de mal gusto dar mi opinión porque va a ser interpretado como eso es lo que me conviene”. Y Heraldo Muñoz (PPD) aseguró que “no es una decisión política, sino una de expertos y de científicos”.

Ministros se despliegan

Durante el día las voces oficiales del gobierno repitieron que se han tomado las medidas para cumplir con la fecha. Y en adelante se sucedieron llamadas de ida y vuelta entre Palacio y jefes de partidos para sondear disposición.

Ossa, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, y el vocero, Jaime Bellolio, se comunicaron con jefes partidarios de ambos bandos, cuentan en el gobierno. Ente los telefoneados de Chile Vamos estuvieron el UDI Javier Macaya y el secretario general RN, José Manuel Arellano.

Mientras, en La Moneda insistían que recién habían decretado cuarentena total y habían colocado restringido el ingreso al país, y que preferían observar la evolución de los números. Los dichos de Mañalich molestaron a personeros de gobierno y eso llegó hasta el Presidente Piñera, quien los comentó con algunos de sus asesores, según trascendió. Se leyó que sus palabras eran inoportunas y que como exministro debería ser más cauto.

A media tarde, Delgado declaraba que “hay que decirlo muy claro: el gobierno ha tomado todas las medidas para asegurar que esa elección se pueda realizar en esa fecha”. Y que “si es que hay que tomar otra decisión, tiene que ser una amplia, colectiva, donde también se pongan los intereses de las personas, pero esa fecha y ese momento todavía está por verse”.

Pero -junto con insistir en que lo más importante es lo sanitario- advirtió que “se tiene que considerar todo el tren democrático, el proceso de participación, porque hay otros procesos electorales que tienen que evaluarse”. Encontrar una fecha que no complique más el resto del año electoral alarma en ambos bandos. Sobre todo si la elección termina quedando muy encima de las presidenciales (la primarias son el 4 de julio).

Ossa después insistió en que “creemos que están dadas las condiciones para seguir trabajando para que las elecciones se desarrollen” en la misma fecha. Y que aunque antes se han tramitado reformas constitucionales exprés, “no me quiero poner en ese escenario”.

A las 16 horas comenzó el comité político de los viernes en La Moneda con el tema sobre la mesa. En el gobierno quieren ver si las cuarentenas totales funcionan, pero que si el virus no cede, se debe buscar un acuerdo amplio transversal para posponer. Son varios los que plantean en Palacio que los partidos ven con preocupación que se pospongan las elecciones aunque sus presidenciables se abrieran a la opción.

Las conversaciones seguirán este fin de semana. No se tomó una decisión, pero de acá lunes debiese haber una. En Palacio, sin embargo, admiten que el clima se inclina por aplazar.

Fuente
latercera.com
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios