Nacional

“Producción de cultivares transgénicos en Chile: desde el punto de vista legal, ambiental y Social ”

A raíz de la última consulta pública que el Servicio Agrícola y Ganadero presentó a comentarios y
consulta ciudadana y que finalizó el pasado 01 de junio del presente, donde pretende actualizar la
Resolución SAG N° 1.523 de 2001 que “Establece normas para la internación e introducción al medio
ambiente de organismos vegetales vivos modificados de propagación”, este frente tiene la necesidad
de emitir su opinión con respecto a las decisiones legales que se adoptan en nuestro país.
Cierto es que en Chile desde el año 1992 se ha permitido la importación de material transgénico, y
donde el principal negocio de la industria semillera es utilizar la condición de contra estación, por
tanto, empresas del hemisferio norte principalmente de los Estados Unidos han importado sus
semillas a Chile, las han multiplicado y luego las exportan a su país de origen, al menos eso es lo que
esta permitido en la resolución indicada anteriormente.
¿Pero que ahí de una ley que lo permita o rechace?, la verdad es que nada, no existe, el país se ha
negado a debatir, algo se hizo el año 2014 cuando el parlamento chileno discutió la Ley de Derechos
de Obstentores Vegetales (UPOV 91), ese proyecto de ley fue retirado del tramite administrativo ese
mismo año, y dejando abierta la posibilidad de producirlas en Chile, ese debió ser el momento para
tomar este tipo de decisiones, considerando que hoy una Resolución de un servicio del estado no
cuenta con la aprobación del senado que es donde según nuestra idea de democracia deberían
discutirse este tipo de decisiones que afectan a todos los chilenos, es términos simple, nuestro
sistema legislativo esta en deuda con nuestro pueblo.
Existe muchísima información sobre los riesgos que implica la utilización de esta tecnología y donde
nos surge la gran pregunta ¿Cómo afecta esto a nuestra agricultura de pueblos originarios?, algo de
respuesta podemos encontrar en un fallo emitido en la península de Yucatan, México durante el año
2014 donde una comunidad indígena demanda a una empresa multinacional por existir un alto
riesgo de que las colmenas que pecorean, no distinguen entre un polen transgénico de uno natural,
contaminando la miel que producen. Este fallo determino a favor de la comunidad indígena, y
suspendió la siembra de soya transgénica en la región por parte de la empresa Monsanto, y donde la
discusión se centro en que no se garantiza plenamente los efectos secundarios que tienen el
consumir este tipo de productos.

Adriana Vergara

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios