Región Valparaíso

DISPONIBILIDAD HIDRICA PARA LA TEMPORADA DE RIEGO 2019 – 2020

OCTUBRE 2019 La Región de Valparaíso cuenta con una superficie total de 16.396,10 Km2, que presenta una transición en relieve y clima, donde se pasa de un semiárido o estepárico cálido a templado de tipo mediterráneo. Su vegetación es variada debido a la mayor presencia de humedad y de un relieve que permite el desarrollo de sistemas hidrográficos de tipo andino y costero. CLIMA DE LA REGIÓN DE VALPARAÍSO La Región de Valparaíso presenta un clima templado mediterráneo, pero con algunas variaciones. Así como la semiaridez se presenta hacia el norte del río Aconcagua, es más húmedo o mediterráneo costero en el litoral y frío de altura hacia la cordillera. Tanto el Océano Pacífico, en general, como la corriente de Humboldt, en particular, condicionan en gran medida la conducta de los elementos climáticos de la región. Las direcciones predominantes de los vientos, todas de componente oceánico y portadoras de humedad, explican la constante presencia de este factor en el clima regional. El carácter frío de la corriente de Humboldt determina la existencia permanente de una banda de bajas temperaturas vecinas a la costa, contribuyendo al descenso de las temperaturas continentales. En general se distinguen cuatro tipos de climas: • Clima de estepa cálido: Ubicado al norte del río Aconcagua, se caracteriza por la escasa humedad atmosférica, cielos despejados y luminosidad alta, fuerte oscilación térmica diaria y temperaturas media anuales de 15° C. Las precipitaciones alcanzan de 150 a 200 mm al año. • Clima templado de tipo mediterráneo costero: Se presenta en toda la costa de la región y su influencia llega hasta el interior por medio de los valles. Las variaciones de temperaturas son menores por el influjo del océano, siendo más parejas durante el año con un promedio anual de 14°. La humedad relativa es alta con un 75% y las precipitaciones son más abundantes alcanzando unos 450 mm. • Clima templado de tipo mediterráneo cálido: Este clima se desarrolla desde el valle del río Aconcagua hacia el sur. Se caracteriza principalmente por ser más seco y con una variación térmica mayor que en la costa. La temperatura media anual es de 15,5° C y las precipitaciones aumentan con la altitud variando desde unos 250 mm hasta 300 mm. • Clima frío de altura: Se ubica en la Cordillera de los Andes por sobre los 3.000 metros de altura. Hay un predominio de bajas temperaturas y de precipitaciones sólidas, especialmente en invierno. Desde el año 2007 a la fecha, se ha constatado una sostenida disminución de las precipitaciones en la Región de Valparaíso, manifestándose principalmente en menos eventos de precipitaciones, tanto lluvia como nieve. Consecuencia de aquello ha sido ver los ríos de la región con menores caudales, y en algunos casos, observar causes secos, como es el caso de los ríos de la provincia de Petorca, en donde la extracción de aguas subterráneas ha sido una solución para mantener la actividad agrícola.

El invierno del año 2017, registró las mayores precipitaciones de esta década, que sirvieron para recuperar, en parte, los distintos acuíferos de la región. Sin embargo, pese a que los pronósticos indicaban los inviernos 2018 y 2019 nos encontraríamos en fase El Niño, se manifestaron en forma contraria, es decir, déficit de precipitaciones líquidas y sólidas. A nivel agrícola, en la Región de Valparaíso se cultivan cerca de 100.000 hectáreas de riego, entre frutales, hortalizas, flores, etc; y unas 50.000 hectáreas en secano costero e interior, dedicadas en gran parte a praderas naturales y en algunos casos mejoradas destinadas a la actividad ganadera bovina, ovina y caprina. Gran preocupación genera la actividad caprina, que se desarrolla principalmente en el secano interior y en sectores precordilleranos, áreas que por producto del déficit precipitaciones, se han visto afectadas por el escaso crecimiento de los pastos, tanto en las zonas bajas, como en las pasturas de cordillera dedicadas a las veranadas. En ese contexto, debiéramos replantear la actividad agrícola, pecuaria y forestal en la Región de Valparaíso, buscando especies o variedades que se adapten a esta nueva condición semiárida; implementar prácticas y manejos acordes a esta situación; mejorar la eficiencia del riego y fortalecer la gestión del recurso hídrico superficial y subterráneo. En ese contexto, y con la dificultad de poder alimentar a sus animales, algunos ganaderos de la región de Valparaíso han tomado la decisión de llevar sus vacunos a la feria, con la intención de reducir su masa, y de este modo minimizar los riesgos por pérdidas por la muerte del ganado.

En Valparaíso, específicamente a los pies del Faro Punta Ángeles en el sector Playa Ancha, la Armada de Chile dispone de registro pluviométricos desde el año 1900 a la fecha. En estos 119 años, el promedio aritmético es de 412 mm, pero solo 4 años han presentado registros acumulados de lluvia inferiores a los 100 mm, estos son 1924 (61 mm); 1968 (91 mm); 1998 (99 mm) y en 2019 han precipitado tan solo 82 mm, acumulados al 29 de octubre de 2019. Sin embargo, a igual fecha el año 2018, se registraron 217 mm y normal a la fecha se promediaban 396.4 mm, advirtiendo un déficit de precipitaciones en la costa en torno al 80%. Por otro lado, al observar el gráfico con los registros de la Armada de Chile, se advierte como han ido disminuyendo los acumulados a lo largo del tiempo, pasando de períodos de normal entorno a los 500 mm, en el primer tercio del siglo XX a los 366 mm en el período 1991-2019

PRONOSTICO DE CAUDALES En el contexto de las escazas precipitaciones registradas, el pronóstico de caudales para la temporada de riego 2019-2020 no es alentador, ya que se vislumbra un caudal menor a los mínimos históricos La División de Hidrología de la Dirección General de Aguas presentó a fines de septiembre de 2019, el “Pronóstico de Caudales de Deshielo Temporada de Riego 2019-2020”. Para ello, utilizan los datos de precipitaciones líquidas y sólidas registradas hasta final el 31 de agosto de cada año, que están por debajo de años anteriores. Por otra parte, los ríos comenzarán el período de deshielo con caudales también inferiores a los de la temporada anterior y muy por debajo de sus promedios En el caso de la región de Valparaíso y en particular en la Cuenca del Rio Aconcagua, la DGA realiza su ruta de nieve en las inmediaciones de la Laguna del Inca (2.853 msnm), medición que mostró la misma tendencia decreciente observada por la Armada de Chile y Codelco División Andina.

Al visualizar gráficamente el cuadro de pronósticos de caudales, se observa que la temporada 2019- 2020 (línea punteada negra) va a ser una de las más limitadas en cuanto a la disponibilidad del recurso hídrico superficial, vislumbrando la mayor deficiencia durante el período noviembre – enero. Oficina de Informaciones Reclamos y Sugerencias – OIRS Secretaría Regional Ministerial de Agricultura – Región de Valparaíso Dirección Callle Feire 765, Quillota Fono 33-2310453 www.minagri.gob.cl,

CAUDALES REGISTRADOS Al comprar los pronósticos de deshielos con los caudales registrados en la estación “Aconcagua en Chacabuquito”, comprueban que hay una correlación entre la predicción de la DGA con lo que se observa en el cauce:

Nota: El caudal registrado en octubre corresponde al promedio entre el 01 al 18 de octubre. Cabe destacar que los mayores caudales registrados en noviembre, diciembre y enero pueden corresponder a eventos de lluvias extemporáneas en alta cordillera. APRECIACIÓN GENERAL DEL CICLO EL NIÑO – LA NIÑA (ENSO) Continúa el enfriamiento del Pacífico central, asociado al establecimiento de condiciones neutrales del ciclo El Niño – La Niña (ENSO), aunque cabe señalar que todavía persisten algunas características de un evento El Niño: anomalías positivas de temperatura superficial en el Pacífico occidental e índice IOS (índice de Oscilación del Sur) en fase negativa. Por otra parte, hacia el Pacífico central y oriental se observan características que se pueden asociar a La Niña, como la ausencia de actividad convectiva en el Pacífico central. A pesar de esta dualidad que se está presentando entre el Pacífico occidental y el Pacífico central-oriental, las proyecciones de los centros internacionales indican que permaneceremos en fase neutral durante lo que queda de la primavera y el verano. En síntesis, se favorece ENSO-neutral durante la primavera 2019 del Hemisferio Sur (~85% de probabilidad), continuando hasta el otoño de 2020 (55-60% de probabilidad).

La mayoría de los modelos en IRI/CPC continúa favoreciendo ENSOneutral (índices del Niño3.4 entre -0.5°C y +0.5°C) durante el otoño del hemisferio sur. Varios modelos dinámicos de pronóstico sugieren que los valores de índices del Niño-3.4 permanecerán cerca de +0.5°C durante el próximo mes o más antes de disminuir, pero

Consecuentemente, los pronosticadores creen que el recién calentamiento oceánico refleja variabilidad sub-temporal y no es indicativo de una evolución hacia El Niño. Sin embargo, las probabilidades de El Niño permanecen entre aproximadamente 25-30% durante la primavera y el invierno. En resumen, ENSO-neutral es favorecido durante la primavera 2019 del Hemisferio Sur (~85% de probabilidad), continuando hasta el otoño 2020 (55-60% de probabilidad)

FUENTE: Oficina de Informaciones Reclamos y Sugerencias – OIRS Secretaría Regional Ministerial de Agricultura – Región de Valparaíso Dirección Callle Feire 765, Quillota Fono 33-2310453 www.minagri.gob.cl,

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios