Internacional

Los 10 imprescindibles para entender la crisis climática

Científicos, activistas, politicos, economistas. Todos han realizado aportes desde sus ámbitos de expertise para dar a conocer los efectos de los cambios en el clima.

Wallace Smith Broecker

Padre del término “cambio climático”

En 1975, un artículo de la Revista Science llamado “Cambio Climático: ¿estamos al borde de un calentamiento global?”, puso por primera vez una alerta más allá de la comunidad científica, respecto de un eventual aumento temperatura del planeta. De este modo, Smith se convirtió en el primer científico en acuñar el término “cambio climático” y afirmar que los gases de efecto invernadero, principalmente la alta concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, estaban calentando la tierra. Broecker se doctoró en Geología, y desde la Universidad de Columbia (USA), descubrió que el clima del planeta podía cambiar de manera brusca y en períodos muy breves de tiempo.

Entre otras contribuciones, estudió cuáles son los procesos que pueden provocar cambios extremos en el sistema climático, afirmando que el deshielo del Ártico podría desencadenar esos cambios abruptos, puesto que produce una alteración de la principal corriente que distribuye el calor entre los océanos. Según sus investigaciones, habrían relaciones entre los ciclos hidrológicos y la circulación de las corrientes frías y calientes de los océanos. Así, fue uno de los primeros científicos en hablar de la interacción de los océanos y la atmósfera en la regulación del clima.

MÁS SOBRE TIEMPO DE ACTUAR
  • Monte Patria: Los primeros expatriados climáticos del país29 SEP 2019
  • Ecoansiedad: Esto no me deja dormir29 SEP 2019

Nicholas Stern

Los impactos en la economía

Este economista y académico británico se hizo conocido a nivel mundial al ser uno de los primeros en analizar el impacto que el cambio climático puede tener en la economía mundial. Su principal trabajo en el área es conocido como el Informe Stern sobre la Economía del Cambio Climático, realizado por encargo del gobierno de Reino Unido y publicado en 2006. Entre las principales conclusiones de Stern se refieren a la inversión que se necesita para mitigar los impactos del cambio climático: inicialmente se estimó en un 1% del PIB mundial, pero luego se este cálculo se elevó hasta el 2%. Si no se realiza esta inversión, advirtió el economista, la economía mundial se expondría a una pérdida de entre el 5% y el 20% del PIB global y de forma permanente.

Asimismo, afirmó que si no se toman acciones en este sentido, “el riesgo de una disrupción de la actividad económica y social durante el resto de este siglo y el siguiente, (es) de una escala parecida a la de las grandes guerras y la Gran Depresión”. Por su contribución a entender el impacto del cambio climático en este ámbito recibió el título de Lord de la Corona Británica. Actualmente es académico del London School of Economics yPresidente del Instituto de Investigación Grantham sobre Cambio Climático y el Medioambiente.

Jane Goodall

La primera Greta Thunberg

A los 23 años viajó por primera vez a Kenia y tres, años después, el antropólogo Louis Leakey la envío a Gombe, Tanzania, para investigar por primera vez a los chimpancés salvajes. Fue amor a primera vista y el proyecto continúa hasta hoy a través del Instituto Jane Goodall. La activista ha publicado más de 26 libros y ha participado en más de 20 producciones de cine y televisión. Además, en 2002 fue nombrada “Mensajera de la Paz” de Naciones Unidas.
Con 85 años, la primatóloga también asumió las tareas de una activista climática al ser testigo del cambio en los ecosistemas producto del calentamiento global. Goodall ha señalado que la responsabilidad del cambio climático no es solo de los políticos, sino un deber de todos. Goodall viaja más de 300 días al año para alertar sobre la urgencia de tomar medidas sobre el cambio climático no sólo por la humanidad, sino por “el planeta y los seres vivos”.

Miranda Gibson

La “cuidadora” de árboles

Durante 459 días, esta profesora vivió en las copas de los árboles en Tasmania, Australia, sin tocar el suelo, para protestar por la destrucción de la naturaleza. Años antes, fue testigo de la tala indiscriminada en los bosques vírgenes. Por esto, decidió trasladarse a vivir al Alto Valle Florentino, al sur de Tasmania, donde se manifestó por cuatro años sin obtener resultados. Así, el 14 de diciembre de 2011 decidió trepar un Eucalyptus Delegatensis de 60 metros y prometió no bajar hasta que el bosque Tyenna fuera protegido. A través de un computador con energía solar y una conexión a internet cercana, dio a conocer su protesta mundialmente y concientizó sobre la importancia de los árboles para absorber el carbono de la atmósfera y reducir la cantidad de CO2 en el aire. Durante este tiempo, la joven vivió en una plataforma de madera de 1,5 metros de ancho con un arnés y para ir al baño utilizaba un balde.

A pesar que la meta eran 500 días, una amenaza de incendio forestal la hizo descender antes, pero logró que 170.000 hectáreas del bosque, incluido “su árbol hogar” fueran declaradas Patrimonio de la Humanidad. La joven de 37 años es portavoz del grupo de defensa de los bosques Still Wild Still Threatened y coautora de Flora and Fauna of the Upper Florentine Valley.

Isra Hirsi

Activista climática y racial

A los 16 años ya es una de las cofundadores y directora de US Youth Climate Strike, organización similar a la de Fridays For Future, que convocan a jóvenes estudiantes para protestar y exigir cambios en las políticas del cambio climático. La joven estadounidense originaria de Minnesota es una de las caras visibles del movimiento en Estados Unidos, al igual que Alexandria Villaseñor, que protesta todos los viernes afuera de la sede de la ONU, en Nueva York.

La organización de Isra Hirsi fue lanzada en 2018, el mismo año en que su madre Ilhan Omar asumió como legisladora en el Congreso de EE.UU., siendo la primera mujer musulmana de origen somalí. “Es mucho ser afroamericana y joven en el movimiento ambiental”, señaló en una entrevista. Esta joven se inició en el activismo a través del movimiento Black Lives Matter, desde donde entendió que el cambio climático afecta, primero, a las comunidades más vulnerables del mundo. Isra Hirsi participó en la histórica primera reunión de Clima para jóvenes de Naciones Unidas, en la antesala de la Asamblea General.

James Hansen

La primera advertencia climática

Era junio de 1988, cuando el físico y climatólogo estadounidense advirtió ante el Congreso de EE.UU., que el aumento brusco de temperaturas en el mundo era causado por la actividad humana. Esto se considera como la primera advertencia de un científico ante una gran audiencia sobre el calentamiento global como consecuencia de los seres humanos. “Es hora de dejar de hacer waffles y decir que la evidencia es bastante fuerte. El efecto invernadero esta aquí”, señaló en ese momento. El activista ha sido detenido varias veces por participar en protestas contra la minería de carbón.

Más de 30 años después, los ya notorios efectos del calentamiento global no sorprenden al ex director de Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, de 78 años, quien señaló que el mundo está fallando “miserablemente” en las medidas contra el cambio climático.

Jule Charney

Autor del informe pionero

A partir de una serie de sofisticados modelos matemáticos, este meteorólogo norteamericano, logró desarrollar un sistema numérico de predicción del tiempo y llevarlo al análisis computacional. lo que ayudó a incrementar el entendimiento de la circulación general en la atmósfera. Así fue como en 1979 presidió un conjunto de científicos en el Consejo Nacional de Investigación de su país, que elaboró el informe “Dióxido de Carbono y Clima: Una Evaluación Científica”, una de las primeras investigaciones modernas sobre el calentamiento global. Además, trabajó en la formulación de ecuaciones que permitieron estudiar los movimientos a gran escala que gobiernan la atmósfera y así entregar unas de las primeras teorías confiables acerca de la formación de los ciclones. Falleció en 1981.

Sunita Narain

Activista Medioambiental en India

La ecologista comenzó a trabajar en 1982 en el Centro de Ciencia y Medio Ambiente (CSE), en Nueva Delhi, donde ahora ejerce como directora. Esta activista climática, de 58 años, ha advertido y educado con métodos científicos a la población sobre el peligro de los altos niveles de contaminación en el aire en India, el tercer país con más polución del mundo. Además es editora de la revista ambiental Down To Earth y ha publicado una decena de libros, como Climate Change Reader For Universities.

En 2005 recibió el Premio Mundial del Agua por su labor en la recolección de agua lluvia. También presidió una comisión para promover la conservación de los tigres en Sariska. En 2016, la revista Time la incluyó en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo, mismo año que el actor y activista Leonardo Di Caprio entrevistó a Narain para el documental Before the Flood.

Ko Barrett

Científica asesora de la ONU

Desde el año 2015, Ko Barret, científica perteneciente a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés), se convirtió en una de las primeras mujeres en convertirse en Vice Presidenta del Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC). Este es el comité científico que asesora a la ONU, y que reúne información acerca de los cambios que está experimentando el planeta debido al aumento de la temperatura.

Los tres últimos informes han estado coordinados por Barrett y han sido base para que la ONU pida mayores reducciones de CO2: el Reporte 1.5°C que afirma que la temperatura no debería subir más allá de este grado; otro sobre la desertificación de los suelos; y el de Océanos y Criósfera, que habla del aumento del nivel del mar, derretimiento de los polos y el retroceso de los glaciares.

Zuzana Čaputová

Del activismo a Presidenta de Eslovaquia

Es conocida como la “Erin Brockovich eslovaca”. Esta abogada ecologista, de 46 años, ganó el premio Goldman Environmental en 2016 después que lideró una lucha judicial de 14 años contra una empresa que buscaba construir un vertedero de basura tóxica en la localidad de Pezinok, en las afueras de su ciudad natal y la más grande del país: Bratislava. Finalmente, la líder ganó el juicio y se declaró ilegal el procedimiento en 2013. Durante el litigio, Zuzana Čaputová trabajó con el periodista Jan Kuciak, quien fue asesinado en 2018, lo que desató masivas protestas. Un año después, Čaputová se convirtió en la primera Presidenta, con el 58% de los votos. A pesar de no tener experiencia política, Zuzana Čaputová logró concentrar el respaldo ciudadano tras impulsar ideas liberales, campañas anticorrupción y la defensa del medioambiente.

A través de
latercera.com
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios