Salud

Ministro Paris advierte que el escenario “es preocupante” y Salud pide aumentar al máximo capacidad de hospitales y clínicas

Autoridad busca reforzar la red asistencial debido al incremento de contagios en la RM y la alta ocupación de plazas críticas.

Cuando se cumple un año de la confirmación del primer caso de covid-19 en Chile, y pese a que el plan de vacunación avanza con celeridad, el panorama que se vislumbra para las próximas semanas es nuevamente complejo.

‘Es preocupante desde mi punto de vista’, remarca el ministro de Salud, Enrique Paris, en entrevista con ‘El Mercurio’, al abordar los desafíos que enfrentará el sistema sanitario en los meses venideros.

Y el secretario de Estado ahonda en las razones de dicha inquietud: ‘Estamos observando en las últimas semanas un aumento de los casos no homogéneo. Por ejemplo, en Magallanes o en Los Lagos han ido bajando, pero en Biobío o en la Región Metropolitana se observa un aumento. Es un incremento porcentual que puede parecer no tan alto, pero nosotros sabemos que, sobre todo en Santiago, un aumento porcentual que aunque sea del 10% significa miles de personas. Y sabemos que un porcentaje de esas personas, el 2,5%, va a llegar en algún momento a las unidades de cuidados intensivos’.

Fue justamente esta situación la que forzó al Ministerio de Salud a emitir una resolución —que será publicada hoy—que exige a todos los recintos asistenciales del país, tanto públicos como privados, elevar su capacidad de camas críticas al nivel máximo alcanzado durante la pandemia.

Si bien fuera de Santiago casi todas las regiones ya están funcionando al máximo de su capacidad, la medida apunta sobre todo a la Metropolitana, donde los hospitales actualmente tienen habilitado cerca del 74% de las plazas abiertas durante el primer peak y las clínicas cerca del 73%.

—Si sigue empeorando la situación, ¿podría volverse a cuarentena en la Región Metropolitana?

‘Ese análisis se hace dos o tres veces por semana, tomando en cuenta el aumento de casos, la positividad de la PCR, la ocupación de camas o el R0 efectivo. No puedo adelantar eso, a no ser que haya un aumento mayor aún de los casos que lo que tenemos ahora’.

—Pero en caso de que la situación empeore, ¿la cuarentena es una posibilidad?

‘Siempre es una posibilidad. Yo, como ministro de Salud, tengo que privilegiar la salud y lo hago así. Se ha dicho que hay una discusión fuerte entre Economía y Salud, pero no es así. Nosotros siempre llegamos a acuerdo o tratamos de dialogar con Lucas Palacios, pero cuando hay que tomar medidas drásticas, se toman. De hecho, este lunes tomamos medidas muy drásticas. Más de tres millones de personas cambiaron de fase’.

—¿Qué tan grande podría ser el impacto de un aumento significativo de los casos en la RM en este momento?

‘No creo que la situación sea igual al primer peak. Eso no quiere decir que no tengamos un aumento de casos; todo lo contrario, podría ser mayor, porque partimos de una base más alta. Si tenemos aumento de casos en regiones y además en la RM, nos vamos a ver enfrentados a una mayor cantidad de pacientes en UCI. Los traslados entre regiones —que es lo que nos ha salvado en otras oportunidades— se van a hacer más difíciles. Pero tengo esperanza también en que las vacunas comiencen a hacer su efecto. Por ejemplo, los funcionarios de salud ya están todos vacunados. Muchos de ellos ya tienen la segunda dosis, porque partieron el 24 de diciembre los de ‘primera línea’. Y creo que este jueves o viernes vamos a llegar a 4 millones de vacunados; esa es la diferencia de lo que ha sucedido en Estados Unidos o Europa. Si bien dijimos que después de la segunda dosis recién vamos a tener una cantidad de anticuerpos suficientes, afortunadamente han salido trabajos que demuestran que con la primera dosis también hay un aumento de los anticuerpos. Quizás eso va a hacer la diferencia’.

—¿Cómo explica el aumento de casos que se ha registrado las últimas semanas en la RM?

‘Me ha llamado la atención que gente que yo conozco y que se fue de vacaciones, se infectó. Creo que hubo un relajo en las vacaciones, en el sentido de que la gente pensó que saliendo de Santiago, saliendo de su ciudad, estando en un lago o en la playa, podía hacer lo que quería. Estamos viendo el resultado de esa pérdida del miedo a infectarse, que ocurrió en las vacaciones. Conozco familias enteras que pasaron vacaciones y ahora sus integrantes están todos infectados’.

—¿Cómo proyecta que va a ser este 2021 para los chilenos?

‘Por lo menos hasta fines de junio, va a ser similar a 2020. Si logramos vacunar al 80% de la población susceptible, deberíamos comenzar a ver un alivio y una caída en los contagios y la ocupación de camas. Israel es el ejemplo. Nosotros vamos a llegar al 20% de la población objetivo vacunada, y ellos comenzaron a observar disminuciones después del 25% o 30%. Por eso, hemos dicho que después del 15 de abril quizás podríamos tener señales positivas’.

Fuente
http://portal.nexnews.cl/
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios