Internacional

Medio Oriente: Los testimonios de ambos lados del conflicto israelí-palestino

Dos chilenos en Israel, un médico español en Jerusalén y un palestino en Gaza cuentan su experiencia durante esta escalada de violencia, que ayer vivió otra jornada dramática. Esto en medio de los esfuerzos internacionales para poner fin a la crisis actual.

Los esfuerzos diplomáticos se intensificaban ayer para intentar poner fin a la escalada de violencia entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza, mientras que se sucedían choques entre judíos y árabes en Israel.

El Ejército israelí dijo que desde el inicio del conflicto se han disparado más de 2.000 cohetes desde Gaza hacia Israel, de los cuales aproximadamente la mitad fueron interceptados por los sistemas de defensa antimisiles y 350 cayeron en la Franja de Gaza. Según indicó la institución, los militares están atacando las redes de túneles que permiten a los combatientes y dirigentes de Hamas desplazarse por la Franja de Gaza, así como a “una brigada terrorista” preparada para disparar cohetes contra Israel.

 

Al menos 126 personas han muerto en Gaza desde el lunes, entre ellas 31 niños y 20 mujeres, y otras 950 han resultado heridas, informaron funcionarios médicos palestinos. Entre los ocho muertos en Israel hay un soldado que patrullaba la frontera de Gaza y seis civiles israelíes, dos de ellos niños, según las autoridades del país.

Durante una visita ayer a la ciudad de Lod, fronteriza con los territorios palestinos y en donde se han producido fuertes altercados entre la población israelí y árabes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, denunció que “grupos de alborotadores árabes están atacando a los judíos por todas partes”. Luego matizó los comentarios y señaló que aunque “no es la mayoría de la población árabe”, sí “una minoría significativa” es la que “está dañando violentamente a inocentes y dañando lo construido a lo largo de los años”.

En vísperas de una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU mañana para debatir la situación, el enviado del gobierno del Presidente estadounidense Joe Biden, el subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes Hady Amr, voló ayer a la región. La embajada de EE.UU. en Israel dijo a la agencia Reuters que el objetivo de su viaje era “reforzar la necesidad de trabajar hacia una calma sostenible”.

Foto: AP

Egipto lideraba los esfuerzos internacionales para lograr un alto el fuego en medio de temores de que el conflicto se extienda. Fuentes de seguridad dijeron que ninguna parte parecía estar abierta hasta ahora, pero un funcionario palestino aseguró que ayer se intensificaron las negociaciones.

En varias ciudades de Cisjordania se realizaron manifestaciones en contra de los bombardeos israelíes. Al menos nueve palestinos murieron y varias decenas resultaron heridos en el marco de estas movilizaciones. El Ejército israelí prometió investigar el uso de fuego real en al menos uno de los casos, si bien ha defendido que ha respondido a una serie de ataques violentos y ha acusado a los manifestantes de lanzar piedras y artefactos incendiarios contra los uniformados, según la prensa de Israel.

Mientras, en Israel, cerca de 1.000 miembros de la policía de fronteras fueron convocados para reforzar las ciudades, escenario de disturbios intercomunitarios desde el martes. Más de 400 personas, judías y árabes, han sido detenidas en los últimos tres días.

El primer ministro Benjamin Netanyahu criticó ayer la actitud de los líderes de la comunidad árabe, al considerar que su condena de la violencia ha sido “muy débil” y ha recalcado también que las fuerzas israelíes harán “lo necesario” para reinstaurar la calma.

La escalada de tensión ha generado el temor tanto de israelíes como palestinos. La actual crisis ha sido calificada como la mayor ola de violencia desde 2014. A continuación testimonios que dan cuenta lo que viven los ciudadanos a ambos lados del conflicto.

Un manifestante palestino lanza bengalas en medio de enfrentamientos con soldados israelíes en el centro de la ciudad de Hebrón. Foto: AFP
* Escondido en el refugio

Silvan Gobrin llegó por primera vez a Israel en 2008 y actualmente reside en Kfar Saba, una ciudad del Distrito Central de Israel. “Hemos recibido misiles, pero no es como estar en el sur, en el límite con Gaza que es algo constante. Hoy (viernes) el día ha estado tranquilo y espero que se mantenga así. El jueves durante el día tuvimos que bajar al refugio”, cuenta en conversación con La Tercera.

Fuente
latercera.com
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios