+ NoticiasNacional

Las otras COP25: más de 200 organizaciones preparan cuatro cumbres paralelas para imponer su propia agenda

Hasta diciembre de este año se realizarán varias actividades en forma paralela a las que está organizando el gobierno, las organizaciones civiles también tienen algo que decir.
Desde que se confirmó que Chile sería sede en diciembre de este año de la versión número 25 de la Conferencia de las Partes (COP25) -la reunión mundial de las Naciones Unidas contra el cambio climático- , no solo el gobierno está trabajando contra el tiempo organizando esta actividad, también lo hace la sociedad civil y el Parlamento, porque como ocurre en todas las reuniones de este tipo, también se están preparando reuniones paralelas a la oficial.

Sociedad Civil
Más de 80 organizaciones de la sociedad civil ya están trabajando y preparan actividades paralelas. Hace un mes tuvieron su primera reunión para aunar criterios y planificar las acciones, y la semana pasada, la segunda.

Bajo el nombre “Sociedad Civil por la Acción Climática”, este colectivo reúne el mundo sindical, ambiental, territorial, las ciencias y la academia, que junto con exigir mayor participación en la COP oficial, también acordaron sus propios espacios de manera autónoma, amplia y horizontal.
Buscan convertirse en un referente de acción climática abierto a todas las organizaciones que deseen incorporarse, que no pertenezcan a la estructura del gobierno ni a los gremios empresariales.

Entre las organizaciones participantes destaca la Anef, Caritas Chile, el Centro de Derechos Humanos de la U. de Chile, Chile Sustentable, Codeff, el Colegio de Abogados, el Colegio Médico, el Colegio de Ingenieros de Recursos Naturales, el CR2, el Frente Ecológico Austral, la Fundación Mar Adentro, Greenpeace, IDEA U. de Santiago, Mujeres en Zona de Sacrificio Quintero Puchuncaví, Terram, entre otras.

Ezio Costa, director ejecutivo de la ONG Fima, una de las ONG participantes, explica que este tipo de reuniones se realizan porque la sociedad civil no está presente de manera directa en este tipo de negociaciones, pero en esta temática, especialmente, se hace porque “las cumbres, si bien han significado un avance en la lucha contra el cambio climático, estas han sido lentas y poco audaces y nos tienen en una situación muy grave y urgente de cara al aumento de temperatura y la pérdida de especies”.

Además, el que esta COP25 se realice en Latinoamérica, tiene un sentido especial, que explica también esta participación. “En Latinoamérica, la voz de la sociedad civil está más conectada respecto de la vivencia de los territorios, los pueblos campesinos e indígenas, que habitan en la naturaleza, tienen una vivencia del cambio climático distinta a la que tienen las personas de los países desarrollados y esa visión hay que hacerla presente ante los tomadores de decisiones”, dice Costa.

Estas organizaciones también reclaman porque en la cumbre oficial no hay participación de la ciudadanía, pero sí del mundo privado y las empresas.

Sara Larraín, directora ejecutiva de ChileSustentable, coindice. “En general, en todos los países, la sociedad civil establece espacios paralelos con el objetivo de que las organizaciones puedan trabajar en paneles sobre los temas vinculados a la COP y así, articular un espacio de incidencia en la cumbre oficial donde solo podrán entrar aquellos que estén acreditados”.

Esto se da -asegura-, para ejercer una especie de presión para que se cumplan los objetivos de la convención. “Estamos frente a una coyuntura donde el nivel del acuerdo político no ha estado a la altura de los desafíos que hay que lograr para combatir el cambio climático. El contexto es crítico, por eso, en todos los países, la sociedad civil está afuera de las negociaciones apurando a los gobiernos para que sean más ambiciosos y finalmente se pongan las pilas y cumplan con el fin de la cita”, dice.

Esta cumbre de las organizaciones civiles no solo expondrá una visión, sino que también, alternativas de soluciones con una mirada local y también global del problema, soluciones que harán llegar a quienes toman las decisiones en la COP oficial.

La comunicación entre los grupos de civiles y ONG de Chile y países vecinos, está coordinada desde hace tiempo, por lo que se espera una alta participación y por lo mismo, ya buscan un lugar para la reunión.

Cumbre de los pueblos
Con un lanzamiento oficial en junio, la Cumbre de los Pueblos buscará posicionarse como una de las alternativas para debatir sobre el cambio climático a partir de este año. Si bien llevan algunos meses trabajando, no será hasta fines junio (entre el 20 y el 22) que se comenzarán a llevar a cabo distintas actividades, reuniones y manifestaciones de cara a la Apec 2019 –que también se realizará en Santiago a fin de año- y la COP25.

Este grupo convoca a más de 150 organizaciones de base: entre ellos movimientos socioambientales, sindicatos y representantes del mundo urbano, campesino y de las distintas cosmovisiones.

Lo que buscan, dice Alejandra Millán, coordinadora de la cumbre, es “proponer soluciones al paradigma que tenemos hoy que consideramos está afectando no solo al planeta, sino que, además, a las relaciones que estamos teniendo como seres humanos. El sistema económico existente está depredando nuestra forma de vida, por lo que queremos reflexionar y debatir para poder hacer un llamado a las autoridades y ciudadanía a que pensemos en una sociedad más inclusiva, que tenga conciencia social y justicia ambiental”.

Para esto, desarrollarán mesas de trabajo y actividades en casi todas las regiones del país previo a las dos citas internacionales. Pero en noviembre, cuando se realice el foro del Asia-Pacífico, se plantearán los temas relacionados con el mundo económico, capitalismo y feminismo. Ya en diciembre, entre el 2 y el 13, se abordarán materias relacionadas con la acción climática.

“Para nosotros es muy importante dar a conocer en estas oportunidades que son internacionales, el impacto que tiene el actual modelo que genera zonas de sacrificio donde se ven afectadas mujeres, niños y la sociedad en general. Esto porque el mayor valor se pone al beneficio económico antes que a la calidad de vida de las personas que viven donde se realizan ciertos proyectos”, agrega Millán.

La Cumbre de los Pueblos, sin embargo, pretende que la instancia se desarrolle no solo a propósito de la Apec y COP25, sino que se instale de manera permanente, para mostrar a los gobiernos de turno, cuáles son las necesidades reales que tiene la sociedad en su conjunto.

Interparlamentaria
Otras de la cumbres paralelas es la que está preparando el Senado de Chile junto a la Unión Interparlamentaria. La reunión está siendo organizada por los senadores Jaime Quintana (presidente del Senado), Guido Girardi (presidente de la Comisión de Medio Ambiente) y Juan Antonio Coloma (comisión Desafíos del Futuro).

Según Girardi, esta reunión de los parlamentarios de distintos países es una manera de complementar la COP oficial y que los legisladores de todo el planeta tomen conciencia, impulsen y trabajen en estas medidas ya que muchas de las decisiones que se toman finalmente no se implementan.

La cumbre de los partidos verdes
Las actividades del Partido Ecologista aprovecharán internet para que personas de otras partes del mundo puedan participar, sin que necesariamente viajen a Chile. También, dentro del país preparan actividades en regiones.

Félix González, diputado de esta colectividad, explica que harán actividades no solo en la capital, sino también en Valparaíso y Concepción.

“Hemos lanzado un proceso ciudadano para obtener 40 medidas verdes. Veinte de ellas están relacionadas con políticas públicas que la ciudadanía exige a los gobiernos y parlamento y otras 20 medidas autoimpuestas que la ciudadanía se compromete a cumplir, como por ejemplo, utilizar un determinado número de veces a la semana la locomoción colectiva, no entrar a locales que utilicen bombillas plásticas. La idea es generar un cambio, desde las personas, pero también exigirles la industria, al gobierno y a los parlamentarios en el mundo”, dice el diputado.

A nivel global participarán los “partidos verdes” de más de 80 países que a través de internet también harán llegar sus 40 medidas. El objetivo es que a través de este proceso tipo cabildos pueda participar la mayor cantidad de personas y entre todos consensuar las medidas finales que se entregarán al final de la cumbre.

“Crearemos una plataforma web especial para la cumbre y en ella también difundiremos todas las otras COP alternativas para que todas las personas puedan ver qué se está haciendo y participar. En diciembre podrán tener un mapa con todas las actividades ciudadanas”, agrega González.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios