Cambio Climático y el Agua en Chile

Académico canadiense y sequía chilena: “Enfrentarla requiere colaboración de todos los sectores”

David Sauchyn, director de la Colaboración de Investigación de Adaptación de las Praderas en la Universidad de Regina, Canadá, y profesor de Geografía y Estudios Ambientales, presentará en Congreso de Futuro su exposición titulada “Agua para partir, repartir y compartir”. "Quiero entregar el mensaje de que no lograremos tener comunidades sustentables y resilientes a menos que trabajemos juntos, entre naciones y áreas de experticia, en acciones para reducir la tasa del cambio climático global y para reducir los impactos que no pueden evitarse", adelantó.

Un académico canadiense, que expondrá esta semana en el Congreso Futuro, señaló que enfrentar la sequía en Chile requiere la colaboración de todos los sectores.

«Chile es un país desarrollado y tiene la capacidad de resistir los impactos de la variabilidad y el cambio climático, como una prolongada sequía. Sin embargo, ello requiere una colaboración a nivel de gobierno local, regional y nacional para establecer e implementar políticas basadas en la ciencia para conservar y proteger el suministro de agua», expresó David Sauchyn a El Mostrador.

El director de la Colaboración de Investigación de Adaptación de las Praderas en la Universidad de Regina, Canadá, y profesor de Geografía y Estudios Ambientales, presentará su exposición titulada “Agua para partir, repartir y compartir”, el martes 18 a las 16:10 horas.

Con más de 450 presentaciones y coautor de 150 artículos científicos, el experto ha detallado que sus intereses de investigación están en cómo el conocimiento del clima y la hidrología del último milenio pueden ayudar a una mejor comprensión sobre el clima futuro y los suministros del agua. Asimismo, cómo su adopción planificada es capaz de mitigar los impactos adversos provocados por el cambio climático.

Futuro colaborativo

Sauchyn adelantó que su charla está relacionada con el tema del Congreso Futuro acerca del «futuro colaborativo».

«Mi área de experticia es el cambio climático. Quiero entregar el mensaje de que no lograremos tener comunidades sustentables y resilientes a menos que trabajemos juntos, entre naciones y áreas de experticia, en acciones para reducir la tasa del cambio climático global y para reducir los impactos que no pueden evitarse. Hablaré de la colaboración entre nuestro instituto de investigación en Canadá y colegas en Chile», contó.

El académico agregó que los principales desafíos en la adaptación al cambio climático son las amplias diferencias entre las naciones y regiones en su capacidad de adaptarse al cambio climático.

«Las naciones que son más vulnerables y tienen menor capacidad de adaptación no son aquellas que han causado el calentamiento global», señaló.

Enseñanzas

Una de las áreas de estudio de Sauchyn se enfoca en aprovechar los aprendizajes de los cambios climáticos del pasado para enfrentar el panorama actual.

«Por un lado, el clima en el pasado no fue modificado por actividades humanas, lo cual es nuevo y es un motor nuevo, sin precedentes, del cambio climático. Por eso no podemos usar directamente nuestro conocimiento del clima del pasado para predecir el futuro», explicó.

«Sin embargo, el cambio climático causado por los humanos está sobrepuesto en la variabilidad natural, y por eso debemos saber que tanto los cambios causados por actividades humanas como la variabilidad natural están registrados en archivos históricos. Por ejemplo, los estudios del clima pasado revelan largos periodos, décadas, de sequía. Estos eventos volverán a ocurrir en el futuro, pero en un clima más cálido», puntualizó.

El caso chileno

En el caso chileno además hay algunas particularidades, en un contexto de sequía que ya lleva una década en la zona central del país. Por ejemplo, que el agua sea privada, lo que ha llevado a conflictos en el área del sector agroexportador, como en el caso de las paltas, donde ha habido situaciones de acaparamiento.

Aunque Sauchyn señaló que este aspecto del problema va más allá de su experticia, destacó que hay «cierto grado de regulación gubernamental, lo cual es especialmente importante en momentos de sequía».

En este sentido, Sauchyn apuntó a la experiencia canadiense, donde el gobierno central lidia con el cambio climático trabajando con las autoridades regionales, que tienen la autoridad de manejo de los recursos naturales.

«Hay una tensión entre estos niveles de Gobierno. Por ejemplo, las provincias occidentales, que producen petróleo, no están de acuerdo con algunas de las políticas nacionales, como el impuesto al carbono. El cambio climático y el agua están bajo el mandato de muchas agencias de Gobierno y por eso debe haber una coordinación entre los gobiernos para desarrollar políticas que cumplan con los compromisos de Canadá a nivel internacional, como los que resultaron de la reciente COP26», concluyó.

Fuente
elmostrador.cl
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios